Las Profesoras de Religión de nuestro Colegio de Buenos Aires hicieron un video para la Fiesta de la Madre Paulina. El texto de la canción es el siguiente:

Click here

Hola Paulina eres mi amiga

me quieres mucho

y también te quiero yo.

Se que estarás siempre conmigo

se que te llevo aquí en mi corazón.

 

Estribillo

Amigas vos y yo

que gran felicidad

amigas para siempre

amigas de verdad. (bis)

 

Hola Paulina

vas a enseñarme a ser alegre,

ayudar a los demás.

A ver a Jesús en mis amigas

y a querererlas a todas por igual.

Extracto de la Homilia del Papa Juan Pablo II

durante la Beatificación de la Madre Paulina, 14 de Abril, 1985

El mensaje espiritual de la nueva Beata Paulina von Mallinckrodt podemos resumirlo en un programa de vida muy actual y concreto: seguimiento de Cristo sin reservas y con una fe inquebrantable, amor de Dios y entrega amorosa a los más desgraciados y pobres, por amor a Cristo.

La Madre Paulina von Mallinckrodt fue rica en dones naturales: persona sencilla y cercana, apertura y confianza hacia los semejantes, motivación en la realización de sus proyectos; confianza segura en las decisiones fundamentales de su vida – incluso en medio de las pruebas y las dificultades – y un espíritu de sacrifico, con el que buscó entregarse de corazón y sin reservas a todos.

Estos preciosos dones, que Dios le había confiado con tanta generosidad, fueron llevados a la perfección a través de un profundo y marcado espíritu de fe. Este regalo de la gracia, que había recibido en el bautismo, lo desarrolló admirablemente bajo la guía de su madre y de sus maestros y maestras. Creció en el ámbito lleno de libertad de una familia, en la que reinaba el amor y el respeto mutuo, en un colima, que, sin embargo, no se vio completamente libre di sufrimientos silenciosos a causa de las diferencias confesiones de los padres: la madre, una católica practicante; el padre, un protestante convencido. Con la ayuda de la gracia, se consolidó la confianza de Paulina en el Señor, al verse afrontada con esta situación.

Pasó, en su juventud, por un período crítico, un tiempo de gran tormento, lleno de escrúpulos, ansiedades e inseguridades que supo, no obstante, vencer confiándose por entero a Dios, en oración profunda y constante. Y Dios, que le estaba cercano, iluminó su alma con una claridad de fe tal que se puede llamar con razón una especial “gracia de la fe”. Gracias a esta iluminación que Dios le concedió, pudo exclamar: Esta fe me penetró tan fuerte y claramente, que la creó más que a mis propios ojos.

La fe hizo Paulina, como lo atestigua un contemporáneo, una persona hecha y derecha, clara y transparente como la luz, y al mismo tiempo sencilla, de modo que ya a los dieciocho años reconoció con clara conciencia la meta de su vida en una especial llamada de Dios.

Fue consciente y valiente la fe con la que supo afrontar sufrimientos, amarguras y pruebas de todo tipo, y que manifestó en su amor completo y sin reservas a Jesucristo y a su Madre maría, a los que se abandonó confiada y sencillamente. Creció en la gracia, anhelando siempre a Dios y su mayor gloria; se fortaleció progresivamente en la fuente de la oración, en una profunda vida eucarística.

De su amor a Dios manó natural y espontáneamente su amor a los demás. Se dedicó con gran ternura a los niños ciegos, a quienes quiso regalar l luz interior como destello de la luz divina. Para este servicio amoroso por amor a Cristo fundó su Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana. Junto a aquellos niños acogió a otros necesitados; todos encontraron en ella en su gran obra de ayuda, el consuelo y, sobre todo, el amor. El mismo amor la empujó a asumir para su Congregación la formación de la juventud; lo consideró un auténtica misión, al descubrir que se los pedían de manera especial las exigencias de los tiempos.

Audaces eran los planes de la Beata; pero ella supo esperar con recato silencioso y confiado la hora de Dios. Su obra creció con éxito, aunque en medio de continuos problemas y con muchas dificultades. En el tiempo de su mayor crecimiento sobrevino la hora de la demoledora tormenta con la dura persecución bajo la ley de los conflictos político-religiosos. Pero también en este momento la Madre Paulina manifestó su apertura a la voluntad de Dios mostrándose preparada y dispuesta a soportar las pruebas y a recorrer su vía crucis.

La Madre Paulina es un ejemplo de vida. A la angustiosa inquietud del hombre moderno ella señala un camino de paz interior: buscar animosa y confiadamente a Dios en los hermanos que sufren. Por eso su mensaje es actual, en la medida que es siempre actual la búsqueda de Dios.

 

El mensaje espiritual de la Beata Paulina von Mallinckrodt se puede resumir en un programa de vida muy actual y concreto: el seguimiento incondicional a Cristo en una fe inquebrantable; amor a Dios y amorosa dedicación a los más desafortunados por el amor de Dios.

La Madre Paulina es un ejemplo de vida. La inquietante inquietud del hombre moderno nos muestra hoy un camino hacia la paz interior: valiente y confiado para buscar a Dios en el hermano que sufre. Entonces su mensaje es actual, ya que la búsqueda de Dios siempre está actualizada.

Papa Juan Pablo II en la Beatificación de la Madre Paulina

Paderborn, 10 de agosto de 1874.

Querida Hna. Juliana y todas las queridas Hermanas:                                                                  

Recibí de nuestro Excmo. Sr. Obispo el encargo de dejarme fotografiar y de cuidar que Uds. queridas Hermanas, reciban esta foto en el vigésimo quinto aniversario de la fundación de nuestra Congregación. No puedo disimular mi sospecha de que fueron las Hnas. Ana y Augustina las que han sugerido tal cosa.

Obedecí a las órdenes de Su Exca., y como no me es posible estar personalmente entre Uds. en este día si lo pudiera, sería para mí una alegría inmensamente grande para agradecer a Dios, con Uds., todas las gracias recibidas de su misericordia y bondad durante este largo lapso de tiempo - vengo en foto, mis queridas y caras Hermanas.

¡Ojalá que hiciéramos todos los firmes propósitos de aspirar con todas nuestras fuerzas a la virtud para estar unidas por toda la eternidad donde nada nos podrá separar!

Con cordial cariño, su Hna. Paulina.                                            

                                            
We are grateful for the one photo that we have from Mother Pauline. This photo inspired many artiststo portray Mother Pauline. Here you can see some pictures. 

                                                                       

Zeugnis eines Verwandten von Mutter Pauline,

geschrieben aus dem Gefängnis als politischer Gefangener zur Nazizeit 

Berlin, Gefängnis, 1.2.1945 Lehrterstr. 3

Einer Anregung auf meinem Andachtsbildchen Ihrer Stifterin, der ehrwürdigen Mutter Pauline, entsprechend, teile ich Ihnen folgendes mit: Ich befinde mich seit Mitte August 1944 in einem Berliner Gefängnis in Haft der Geheimen Staatspolizei. Monatelang war ich von der Verbindung mit der Außenwelt völlig abgeschnitten, insbesondere bestand auch keinerlei Möglichkeit, die hl. Kommunion zu empfangen.

Gut zu wissen / Good to know

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.